FANDOM

1.209 Páginas

Viejos amigosEditar

Para cuando llegaron los granaderos a poner orden, el helicóptero ya estaba bastante lejos. No se sabría de la fuga del "León" hasta días después, y ni siquiera mencionaron a Nico. Después de estar varias horas volando, aterrizan en medio del desierto para caminar un poco y subirse a una hummer al lado de la carretera. Se hace de noche y por fin llegan al escondite: Una casa en medio de los cerros.

-Muy bien, veo que estás salvo y salvo- Dijo un tipo que lo esperaba en la puerta de aquella casa.
-¿Tú quién chingados eres?- Pregunta el León
-Digamos que me mandó el D para ver que todo haya salido a la perfección-
-El D ¿el mero mero del Cartel del Centro?-
-Así es, el pagó el rescate pero dime ¿mataste a Nico?-
-Aquí uno de tus chalanes trajo sus ojos- Señala el León al sicario al lado suyo; este da un paso adelante y en una pequeña hielera mantenía intacto los ojos.
-D hubiera preferido la cabeza, pero pues no hay pedo-
-Bueno, ahora si me disculpas tengo que aprovechar que estoy libre, ya sabes, cerveza que tomar, viejas que coger, fiestas que hacer...
-¿Cómo vas a pagar si ya no tienes tu plaza?-
-¿Qué chingados dices?

En lo que tú y Nico estaba en el bote, los del Cartel del Centro tomamos Sinaloa, expandiendo nuestro territorio, pero no te preocupes, ya luego te acomodamos en algún puesto.
-¿Mi rival ahora me quiere de achichincle? ¿Qué clase de pinche broma es esta?-
-El D aún te estima, no creo que te atrevas a rechazar su propuesta-
-Me vale verga, por su culpa estuve en el bote en primer lugar, primero muerto a ser su achichincle-
-D dijo que dirías eso. Muchachos- Al decir esto, los sicarios apuntan hacia el León, todos menos uno, el cuál le dispara a los otros sicarios sin tiempo de reaccionar.
-¿Por qué chingados hiciste eso?- El tipo no creía lo que vio, en eso el otro sicario se quita la capucha.
-Nico- El León Prieto no creía lo que veía, Nico estuvo al lado suyo todo este tiempo y ni cuenta se dio.
-Ora sí, dime que quiere el D que tanto desea mi cabeza- Nico levanta al tipo del cuello
-Yo, yo solo sé que el patrón dio una suma muy alta por tu cabeza, pero no sé bien el por que… es todo lo que sé-
-No es cierto, ahora dime donde…- En eso el celular de aquél tipo comienza a sonar con un tono del Potro de Sinaloa.
-Contesta- Al decir esto, Nico lo suelta. Al sacar el celular Nico se acerca para oír la conversación.
-Oiga, ya tenemos a los secuestrados aquí en San Goloteo, en calle Hidalgo casi esquina con Zacatecas, la 4556, aquí lo esperamos-
-Este... sí, esta bueno, al rato voy- Después de eso cuelga el teléfono.
-¿En que poblado está eso?
-¿Por qué te lo diría?- Al responderle eso a Nico, este lo vuelve a levantar del cuello.
-Es un trabajito que no tiene nada que ver contigo, solo unos hijos de unos ricachones, nada que te incumba-
-¿Así que ustedes fueron los que secuestraron a aquella muchacha que encontré muerta? Entonces es algo que sí me incumbe ¡y mucho!- Nico empieza a apretar más fuerte el cuello.
-No… espera… no seas mamón…- Nico ahorca al tipo y cae azotando el suelo.
-Espero que tú si sepas algo del tal D, León- Nico voltea y apunta hacia el León.
-Al D lo conocí cuando trabajábamos en las bodegas de Don Chucho donde guardaba los costales de marihuana, al D lo mandaron a Turicato, Michoacán, mientras que yo seguí en el negocio en Corerepe, por eso es que el es que al morir "el Narices", "el D" se quedó con la plaza en Michoacán, reorganizó otros grupos, controló a la policía y creó al cártel del Centro.
-Muy bien, ahora ya sé lo que necesito saber, ahora haré que salga de su madriguera, y eso es dándole donde más le duela, el dinero.
-¿Y como harás eso?- Le pregunta el León

Una hora después, llegan a San Goloteo, donde los secuestradores tenían esposados, con ojos y bocas cubiertos de cinta scotch.
-Como tarda- Dijo uno de los secuestradores
-Neta- Dijo el otro
De pronto se oyen disparos, los secuestradores bajan inmediatamente, solo para ser sorprendidos por una ráfaga de balas cortesía de Nico

Cae banda de secuestradores en Michoacán

La Procuraduría de Justicia del Estado de Michoacán, aseguró a 2 jóvenes que fueran capturados por una banda de presuntos secuestradores. Al llegar la policía al lugar de los hechos los secuestradores estaban acribillados. En conferencia de prensa fueron presentados los cuerpos de Omar Pérez, de 23 años de edad; Fulgencio Pérez, de 32 años; Miguel Pérez, de 19 años; Amalia Ventura, de 18 años; y Camilo López, de 36 años de edad.

Según la investigación ministerial, los hechos se registraron el pasado 3 de febrero cuando los jóvenes Antonio y María Villanueva, fueron secuestrados al cenar en un restaurante.

El mismo día a las 15 horas, aproximadamente los padres de los secuestrados, recibieron una llamada telefónica en la que una persona desconocida, le exigió la cantidad de 2 millones de pesos cada uno por su libertad.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar