FANDOM

1.207 Páginas

¿Hace cuanto he pasado  aquí? No lo sabía. Era una celda oscura y fría, parecía  Una de las de la  edad media con barrotes oxidados pero firmes para no dejarme escapar. Las paredes eran de piedras grandes y mohosas por el agua que se filtraba entre ellas. Estoy sentada abrazando mis piernas sosteniendo mi cabeza entre mis rodillas. Tengo tanto frio y me duele todo el cuerpo por la forma tan brusca con que me ractaron. No puedo verme por la inexistente iluminación del lugar pero se que tengo un aspecto horrible. No se mucho de nada, solo se que tengo miedo y hambre. Estoy tan aterrada sin tener idea de lo que me van hacer. Hace ya tiempo había quedado ronca de tanto gritar.

Una puerta de metal se abre desde algún lugar trayéndome a la realidad. La luz se filtra y quedo segada por un momento mientras me acostumbro. Dos hombres vestidos de traje negro y piel blanca entran con expresión de asco en el lugar. Eran igual de guapos y con aire de grandeza que las personas que me trajeron. Uno era rubio y musculoso pero no tanto como el otro de cabello negro  y rizado que era realmente musculoso. El rubio toma  la reja y con un movimiento la rompe sacándola del marco. Pego un grito ahogada por el asombro y entierro mi cabeza entre mis manos. Ellos no podían ser normales… no humanos por lo menos

-vamos niña, sal-dice uno con voz de fastidio- levanto poco a poco la cabeza sin saber qué hacer. Me levanto poco a poco decidiendo hacer caso por la expresión  amenazadora de los dos

Se dan la vuelta y caminan hasta la primera entrada

-vamos síguenos-dice unos sin mirarme- y no intentes escapar. No te servirá de nada y te castigaremos

Mi corazón se acelero de repente sintiéndome mareada. El de cabello para la marcha de repente y voltea de forma ligera. Me mira a los ojos  entornando la mirada reprimiendo una sonrisa

-¿acaso tienes miedo?-pregunta con interés - dime bella ¿tienes miedo?- se acerca a mí posicionado su rostro a la altura del mío. Una sonrisa maliciosa se desliza por su boca y me apresuro a bajar la cabeza

-vamos jasper. Deja de jugar con ella- se queja el chico grande y musculoso- este lugar es un asco llevémosla y dejemos que carlise se encargue

Me dedica una ultima sonrisa y gira sobre sus talones caminado sin afán por el pasillo. Al final hay una larga  escaleras de cemento rustico que lleva a una puerta de acero. Me costo subirla cada paso era una punzada de dolor por todo mi cuerpo. Al final cuando llegue después de esperar varias veces para descansar abriendo la puerta dejándome impactada. Un pasillo con piso de mármol y paredes blancas con cuadros que se veian caros defilaban  hasta el final. Un candelabro inmenso reposaba en el centro  con pequeños cristales colgando.

-vamos niña muévete- me dice el grande- estamos apurados- un tomo de amenaza se filtra por sus palabras y yo acelero el paso

Con mejor clarida empiezo a inspeccionarme aun tengo la ropa de aquel horrible día. Mi pijama verde manzana que ahora se ve totalente negra. En mis piernas viajan  cardenales desde mis tobillas hasta mis muslo ligados con la suciedad de la celda. Y mis pies no están mucho mejor. Doy una vista al pasillo ya casi trancitado y me sorprendo por las marcas que dejo a su paso. estoy realmente sucia

Una sala de estar se  encuentra al final del pasillo e igual de lujoso. Un gran candelabro en el medio del techo y mucho mas grandes. Muebles color crema una mesa en el centro una biblioteca cuadros. Todo era como un sueño. Claro si no estuviera en una pesadilla. Habían unas cinco personas en la habitación todos hombres. Era impresionante lo parecidos que eran pero a la misma vez tan diferentes. Todos de piel palida, ojeras en sus ojos e impresionantemente guapos. Y de diferentes rasgos

-emmett,  jaspert  ya era hora- dice un hombre que no llegaba a los treinta y cinco años. se veía amigable  y calido. Algo que no expresaba ninguno ahi.

-la chica se tardo-explica al parecer jaspert. Sin mirarme, ahí nadie lo hacia. Era como si fuera un mueble mas ¿Cuándo seria que me explicarían que esta pasando. Estuve tentada a pedir respuesta pero el miedo no me dejo hablar  

- no importa- dice jovial- solo falta Edward. Sonríe y mira los presentes esperando una respuesta

-mi señor-dice unos de los que estaba en la habitación- le avisamos de la reunión pero no a llegado

Abre los ojos somprendido y aprieta la mandibula  reprimiendo un gruñido. Doy un salto atrás y al parecer me nota

-¡tráiganlo ya!-grita resonando en la habitación. Aprieta el puente de su nariz cerrando los ojos para abrirlo más sereno- parece que todavía no entiende sus obligaciones- le explica los presentes. Todos lo miran con aceptación en los ojos. Para ser un hombre que se ven tan bondadoso se ve el respeto y el miedo que le tienen

-me has llamado- un chico de cabello cobrizo entra en la habitación con andar arrogante. No parecía muy mayor 22 años seria demasiado para el. Su piel palida y extraña bellaza me hizo entender que era uno de ellos- ¿Qué sucede?-dice entre dientes amenazante su expresión cambia a disgusto. Aunque su mirada no era para mi sino para carlise me hizo temblar

-he traido a la chica- explica refiriéndose a mi- después de la muerte de tanya  volvemos a tener devuelta la ventaja

¿muerte de tanya? Me quede alerta por la noticia. Ella era mi media hermana y aunque no tenia trato con ella es extraño saber de su muerte

¿Qué tenia que ver ella con mi secuestro?

-¿eso?-voltea a mirarme despectivo- ¿se supone  que eso es lo que dara un súcubo?- escupió las palabras con agritud y una sonrisa maliciosa se crea mientras me mira de arriba abajo- al menos tanya tenia clase y estaba aseada

Una punzada de rabia sentí al escuchar sus palabras. Como odiaba que me compararan con ella. Hace diez años que no la veía. Desde aquel momento que fui expulsada de forks porque su madre no pudo soportar mirarme a la cara por el recuerdo de infidelidad de mi padre. No era como si me los encontrara mucho. No tenia ningún laso con esa familia. Solo las habladuría del pueblo. Como tanya era una princesa y yo por bastarda herede los defectos de mi madre. Lo mejor que me pudo pasar fue irme de fork y no saber nunca de ellos. Pero eso era algo que nunca pude olvidar. Y si, todavía tengo rencor

-         No estamos para que seas selectivo hijo- trato de razonar mientras yo me sentía asqueada- te la prepararemos esta noche para que esperimentes con ella

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar